Con Misa y agasajo, miembros de la Fundación Betania celebraron el 10º aniversario de la apertura de la causa de canonización de la sierva de Dios María Esperanza

El 31 de enero de 2020 se recordó la apertura de la causa de canonización de la mensajera de la Virgen de Betania, la sierva de Dios María Esperanza Medrano de Bianchini, con una Misa a las 7:00 p.m. en la capilla de Nuestra Señora del Carmen en Lomas de La Lagunita, en Caracas. El padre Juan Carlos Silva, de la parroquia Santa Rosalía de Caracas, ofició la Eucaristía y durante su homilía hizo referencia a lo siguiente: “Hoy recordamos a la sierva de Dios María Esperanza de Bianchini. Cuántas veces enseñó en las cosas sencillas de cada día, en un pequeño compartir, en un abrazo, en una caricia, en una palabra de esperanza, y cómo le cambiaba la vida a la gente, porque allí está el reino de Dios, es decir, porque allí está Cristo. Ustedes saben que digo la verdad porque ustedes lo vieron mejor que yo. Están viendo que el reino de Dios sí existe y hará maravillas donde alguien responda con humildad y con la fe.”

Al final de la celebración eucarística, la cual estuvo acompañada por los cantos de la Coral Betania, dos de las hijas de la sierva de Dios María Esperanza se dirigieron al nutrido grupo reunido en la capilla. La Sra. María Gracia Bianchini de Gebran expresó: “Cuántas cosas maravillosas nos enseñó de verdad, cuánto amor repartió en cada uno de los que estamos aquí presentes. Hablar de ella, de su amor, de su caridad, de renunciar a tantas cosas para los demás, no para ella misma; ese es el ejemplo que nosotros tenemos que llevar.” Por su parte la Sra. María Coromoto Bianchini de Marrero invitó a imitar las virtudes de su madre “de esperanza, humildad y amor incondicional a los hermanos y a la Iglesia”.

Luego, se reunieron en la residencia de la familia Burgos para celebrar todos unidos el don de la apertura de la causa de canonización de quien ha sido la madre espiritual y ejemplo de vida para todos los miembros de la Fundación Betania y cuántos la conocieron.

Con Misa y agasajo, miembros de la Fundación Betania celebraron el 10º aniversario de la apertura de la causa de canonización de la sierva de Dios María Esperanza