Sólo a través de la Reconciliación alcanzaremos la paz

Hermanos lectores de Betania.com:

Reciban de parte de la familia Bianchini Medrano y del Movimiento de Espiritualidad Betania un caluroso saludo y nuestro más profundo agradecimiento por estar hoy aquí.

Es muy posible que ya muchos de ustedes estén conscientes de que hace unos meses, en Long Beach Island, Nueva Jersey, Estados Unidos de América, la Sra. María Esperanza Medrano de Bianchini nuestra madre espiritual, la mensajera y vidente principal de María, Virgen y Madre Reconciliadora de todos los Pueblos y Naciones, alzó su raudo vuelo hacia los brazos de Dios Padre Todopoderoso.

María Esperanza Medrano de Bianchini reposa en la paz del Señor desde el día 7 de agosto de 2004, después de una larga agonía signada por los síntomas de una enfermedad diagnosticada por los médicos como Síndrome de Atrofia Múltiple, una enfermedad con rasgos muy parecidos a los del Mal de Parkinson y que durante 5 años fue mermando la capacidad física de la Sra. María Esperanza quién, a pesar de esto, siguió siendo un ejemplo maravilloso de alegría, entusiasmo y del más profundo amor por Dios, Nuestro Señor Jesús y la Virgen Santísima reflejado en la práctica por el amor a sus hermanos.

Hoy añoramos con el alma el calor de su presencia, pero sabemos que está más viva que nunca, presente en la incansable labor como instrumento de Dios que hoy se palpa en la gran cantidad de mensajes que recibió y compartió con todos nosotros, aunado a su incesante trabajo de evangelización con todas aquellas almas que se le acercaron a ella y a su amorosa familia.

Es para nosotros un hermoso compromiso y nuestra razón de vida el permitirles a todos ustedes conocer en detalle el camino de la reconciliación tal y como la Sra. María Esperanza lo recibió del cielo, el único camino a través del cual lograremos la paz.  En los próximos días, Dios mediante, compartiremos con todos ustedes algunos de los mensajes, oraciones y meditaciones que nos ha dejado Sra. María Esperanza para el cultivo de nuestra vida espiritual, así como importantes testimonios de milagros y favores recibidos.

Por favor no dejen de visitarnos, ya que con la ayuda de Dios actualizaremos regularmente esta página, si es posible de forma semanal, para invitar a la mayor cantidad de personas al mensaje de paz y reconciliación de la Santísima Virgen a través de su sierva y mensajera Sra. María Esperanza.

Gracias de nuevo, apreciados lectores, y esperaremos semanalmente sus visitas.

Con gran cariño y alta estima,