El sábado, 25 de marzo de 2017, solemnidad de la anunciación, se llevó a cabo la celebración del 41° aniversario de la primera aparición de la Virgen de Betania

Peregrinos provenientes de toda Venezuela se hicieron presentes para disfrutar de esta sentida fiesta y de la solemnidad de la anunciación del ángel Gabriel a la Virgen María que contó con la participación del obispo auxiliar de Caracas, Mons. Enrique Parravano quien junto al rector del Santuario de Betania, el padre Jhonfer Camacho, y el padre Enrique José Yánez concelebraron la Santa Misa.

Luego de la Hora Santa, hubo el rezo del santo rosario en procesión con la imagen original tallada en madera de la Virgen Reconciliadora de Todos los Pueblos y Naciones, y luego se procedió a la celebración de la Eucaristía.

Durante su homilía, Mons. Parravano agradeció la invitación del prelado expresando: “Gracias a la invitación de Mons. Freddy Fuenmayor, obispo de la diócesis de Los Teques, presido con inmensa alegría esta Santa Eucaristía. Como obispo, es mi primera celebración eucarística aquí en el Santuario de Betania lugar de la manifestación de la Virgen Reconciliadora de los Pueblos. Lo particular que tiene esta solemnidad es que conmemoramos el 41° aniversario del inicio de la devoción mariana en este santo lugar, convocados para honrar y venerar a la Santísima Virgen María en estas tierras benditas.”

En cuanto a la Anunciación, el obispo resaltó: “Por ese ‘sí’ de María hoy contemplamos el misterio de la Encarnación, por tanto, no podemos dejar de ver a María para llenarnos de asombro, de gratitud y amor al contemplar cómo Dios al entrar en el mundo nos ha mostrado que su reino se puede hacer presente entre nosotros, pero para eso necesita también nuestro ‘sí’ generoso, libre, confiado, como el de María.”

Invitó a recordar cuando se sientan solos, cansados, con dificultades, en medio de una crisis y a punto de tirar la toalla que “Dios está con nosotros”.

Luego de la celebración eucarística agradeció al obispo; al rector; a las religiosas de la congregación Madre del Salvador, Sumo y Eterno Sacerdote; a la Fundación Betania por la colaboración prestada en el mantenimiento y logística; y pidió un aplauso para la Coral Betania, cuando dijo: “Nos encanta cuando nos anima la celebración.”

La conmemoración culminó con un sabroso almuerzo junto a miembros de la familia Bianchini, la Fundación Betania y la Comunidad Betania, y con el canto del cumpleaños a la Virgen Reconciliadora de Todos los Pueblos.

SHARE