Palabras de la sierva de Dios María Esperanza de Bianchini en la iglesia Santa Ana. Newark, Nueva Jersey, EE.UU.

Domingo, 4 de abril de 2004

Buenas tardes a todos.

En el Nombre de mi Padre, Yo los bendigo,

en el nombre de mi Madre, Yo los bendigo y los guardo y guardaré

aquí en mi corazón para siempre.

En el Nombre de mi Padre, Yo los bendigo,

en el nombre de mi Madre, Yo los bendigo y los guardo y guardaré

aquí en mi corazón para siempre.

Los mantendré en mi corazón el Espíritu Santo y Él los está bendiciendo en este momento.

Están en paz y en armonía con el mundo entero.